Seguidores

miércoles, 4 de mayo de 2011

Reportaje en Pesca y Barcos de Pesca en kayak por Arturo "Caballa"

El pasado Miercoles 27 de Abril recibí una llamada de nuestro querido compañero Arturo "Caballa" para comunicarme que había escrito un articulo en la revista "Pesca & Barcos" que salía el mes de Mayo-Junio, así que al día siguiente me volví loco buscando la revista en los kioskos hasta dar con ella y pude leer el fantastico articulo donde relata alguna de sus salidas a pescar "Samas y Dentones", también publica para deleite de los más curiosos algunos trucos y detalles a tener en cuenta para esta pesca.


He considerado oportuno hacer mención a tan estupendo articulo en mi blog, para compartir con todos los compañeros posibles la experiencia de uno de los mejores maestros de pesca en kayak que además tenemos la suerte de tener en nuestro pais.

Un adelanto del relato publicado en "Pesca & Barcos"

Samas y dentones a jigging ¡desde kayak!


Empieza a sacar línea. Tiene mucha fuerza, pero la situación del temporal de poniente me ayuda a desplazarlo de la zona del roquedo. En estos casos hay que tener paciencia. Tanteo la posibilidad de recuperar algo de línea, pero no es posible aún. Mi compañero y yo seguimos mecidos por el oleaje y arrastrados por la deriva. Rendido después de tanta lucha aparece en la superficie un hermoso dentón con un colorido excepcional. Compruebo que el anzuelo del assist está bien clavado, lo acerco con cuidado al kayak y con la ayuda del bichero lo subo a bordo.



¿POR QUÉ EN KAYAK?

Una de las claves para tener éxito en la captura del dentón (dentex dentex), independientemente de la modalidad de pesca, es poder acercarnos a ellos sin ser vistos u oídos, es decir, con la más absoluta discreción. En este sentido el kayak nos aporta el sigilo necesario en nuestros desplazamientos para poder presentar nuestros señuelos de la forma más natural posible y, con suerte, desencadenar el ataque de este deportivo espárido. Sentados sobre una de las embarcaciones no contaminante más antiguas del mundo, palearemos en una sola jornada unas cuantas millas, mejorando nuestra condición física y fortaleciendo nuestra espalda que tanto sufre con el jigging. Con su maniobrabilidad podemos plantear derivas muy cortas y precisas sobre nuestras marcas, evitando mover el jig fuera de la zona caliente de pesca y aumentando las probabilidades de picada. Y si hablamos de sensaciones, no hay nada comparable con el combate en acción de pesca con un gran depredador a bordo de una embarcación de este tipo, en el que cada cambio de dirección del pez, es transmitido de forma inmediata arrastrándonos tras él. Intentar capturar un dentón supone siempre un reto, si lo hacemos desde un kayak y a jigging será toda una aventura, pero después de unos años os puedo asegurar que la razón que me lleva a echarme a la mar de esta forma, es porque se pesca.

COMIENZA LA AVENTURA
Falta poco para el amanecer. Empujo suavemente mi kayak sobre el agua e inicio un cadencioso paleo en busca de las marcas en las que dejaré caer mi jig. Me encuentro con una soledad obligada por las condiciones que necesito para poder acercarme con discreción a la zona de caza de este magnífico espárido, que a estas horas suele merodear cerca de la costa en busca de alimento. Con la ayuda del GPS alcanzo la zona de pesca. La sonda delata la presencia de una bola de peces pastos. Calculo la deriva, vuelvo a posicionarme y suelto mi señuelo que se sumerge hacia las profundidades iniciando una danza mortal que desencadenará el ataque del dentón con una picada brutal, seguida de una poderosa e inconfundible primera carrera. La correcta tara del freno del carrete, junto con la acción semiparabólica de la caña, impedirá que el pez alcance el fondo en el que trataría de buscar las rocas con la intención de zafarse del anzuelo. Unos minutos después, tengo la suerte de poder utilizar el bichero para subir a bordo un precioso ejemplar.
 
 
 
Visto así parece fácil, pero la pesca del dentón (dentex dentex) a jigging resulta ser una de las más complicadas. No sólo por las condiciones en las que debemos practicarla, sino por la combatividad de este depredador que pondrá a prueba nuestro equipamiento en cada lance.
Más información en la revista
Paleando vuelvo a la marca y suelto de nuevo el jig. En esta ocasión al cerrar el carrete, la línea no se mueve. El jig se ha quedado abajo… Como por arte de magia el puntero de la caña cobra vida y quiere desaparecer bajo el agua.

3 comentarios:

  1. despues de haber practicado casi todas las modalidades de pesca,puedo asegurar que la mas bonita es la pesca en kayak.saludos a los hermanos kayakeros.

    ResponderEliminar
  2. Álvaro "Aleva"5 de mayo de 2011, 16:04

    Es un artículo para degustar.. como un buen vino!! Ya lo he leido varias veces, y la verdad es que por allí por donde ando, cada vez que miro para el lado: "mira otra vez la revista", jejeje.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno yo tambien fui a comprar la revista para degustaral un saludo.

    ResponderEliminar